info@brumcosta.com

NOVEDADES EN MATERIA DE FISCALIDAD INTERNACIONAL

NOVEDADES EN MATERIA DE FISCALIDAD INTERNACIONAL

LA FIRMA DE UN NUEVO ACUERDO Y EL LANZAMIENTO DE UN IMPORTANTE PAQUETE DE MEDIDAS

Las acciones tendientes a lograr una mayor transparencia fiscal internacional han venido siendo parte de continuos programas y proyectos aprobados en distintos ámbitos a escala internacional.

En este marco, dos sucesos tuvieron lugar en estos últimos días, los que poseen una significativa trascendencia en esta materia: (i) la firma del acuerdo multilateral para el intercambio de información país por país; y (ii) la publicación de un paquete que engloba los siguientes pasos a ser adoptados en el seno de la Unión Europea. Ambos hechos resultan de extrema relevancia, según observaremos a continuación.

 

  • El acuerdo multilateral para el intercambio de información firmado el 27 de enero de 2016  (MCAA[1])

Ante las crecientes observaciones a la tributación de algunas multinacionales, la necesidad de enfrentar la problemática desde un punto de vista conjunto y global no se hizo esperar. Se propugna, con este acuerdo, que las Administraciones posean acceso a informes producidos por las propias empresas, permitiendo un mayor control sobre su fiscalidad, sus beneficios, los precios de transferencia, entre otros aspectos.

Se trata de una de las medidas proyectadas en la Acción 13 del informe sobre “BEPS”[2]. En el mismo, se incluía la obligación de requerir a grandes empresas multinacionales que presentaren información sobre sus operaciones mundiales y su política de precios de transferencia, transacciones con partes vinculadas, así como un informe en el cual explicitaren, anualmente y en cada jurisdicción, cuáles fueron sus ingresos, sus beneficios y el importe impositivo a ser abonado[3].

Bajo esta premisa, el acuerdo firmado entre 31 países[4] –entre ellos Chile y Costa Rica- prevé el intercambio automático de esta información, fomentando un mayor y más estricto control de estas empresas.

Los Estados incluirán en su legislación interna la obligación de presentar el reporte, aplicable a algunas empresas multinacionales. Anualmente, esta información será intercambiada en forma automática con los demás Estados firmantes y cooperantes de este acuerdo, siempre que, además, la multinacional, a través de sus entidades, posea residencia fiscal o esté sujeta a imposición por medio de un establecimiento permanente en dicho Estado receptor.

El acceso a estos datos y su intercambio permitirán un análisis completo y general de la fiscalidad de estas entidades. El acuerdo incluye, asimismo, disposiciones sobre la seguridad y confidencialidad a ser seguidas por las Administraciones, lo que resultará esencial y lo que requerirá, igualmente, de herramientas específicas para su puesta en funcionamiento, a los efectos de asegurar el cumplimiento de estas previsiones.

 

  • El “Anti Tax Avoidance Package” anunciado por la Comisión Europea el 28 de enero de 2016

La Comisión Europea ya había publicado dos comunicaciones con el objetivo de informar las futuras medidas que, en esta temática, formarían parte de su agenda[5]: la comunicación referente a transparencia fiscal y combate de la evasión fiscal, del 18 de marzo de 2015[6]; y las cinco medidas para lograr un justo y eficiente sistema de impuestos de sociedades en la Unión, del 17 de junio de 2015[7].

El “Anti Tax Avoidance Package”, publicado este 28 de enero de 2016, contribuye, entonces, a poner en práctica algunos aspectos de dichos programas, traduciéndolos en acciones concretas que se estima sean adoptadas.

Dentro de las mismas, entre otras, se incluyen[8]: (i) una propuesta de Directiva contra la evasión de impuestos; (ii) una Recomendación en materia de tratados fiscales; y (iii) una propuesta de Directiva para implementar el reporte de país por país propugnado por OCDE.

La propuesta de Directiva contra la evasión de impuestos incluye seis disposiciones a ser incorporadas, las que es posible clasificar como normas anti-abuso. Buscarán poner límites a la deducibilidad de intereses, impedir que los beneficios sean transferidos o localizados en países en los que se pagan menos impuestos, así como hacer frente a la planificación fiscal agresiva.

En el marco de los tratados fiscales, también se recomienda la introducción de una cláusula especial y anti-abuso, además de la revisión de algunas definiciones, tal como la de establecimiento permanente.

Se propone, asimismo, modificar la Directiva sobre Cooperación Administrativa (2011/16/EU), incorporando las previsiones antes mencionadas y establecidas en el acuerdo MCAA, para su cumplimiento en el ámbito de la Unión Europea. Se proyecta que la empresa multinacional[9] presente sus reportes ante la autoridad en la que es residente y que ésta, luego, la intercambie, en similitud a lo ya comentado[10].

El paquete incluye también otras acciones, tal como una mayor transparencia y cooperación, entre otros estándares a ser exigidos a terceros países. Todas estas herramientas, en definitiva, y bajo la órbita ya anunciada en BEPS, buscarán combatir la competencia perjudicial y la evasión fiscal, lo que se enmarca dentro de una respuesta global.

Corresponderá a nuestro país, en este contexto, analizar pormenorizadamente el MCAA, el Paquete presentado por la Comisión Europea, así como las demás acciones que vienen siendo proyectadas, estudiando su oportunidad y conveniencia, pero también las necesarias salvaguardas a ser incorporadas en alguna de estas medidas.

————————————————

[1] Multilateral Competent Authority Agreement on the Exchange of Country-by-country Reports. Es posible consultarlo en: http://www.oecd.org/tax/exchange-of-tax-information/cbc-mcaa.pdf

[2] El “Base Erosion and Profit Shifting” o Plan de Acción contra la Erosión de Bases Imponibles y la Movilidad de los Beneficios es un Plan elaborado en el seno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. Al respecto: Informe OCDE. Addressing Base Erosion and Profit Shifting. Febrero 2013, y Informe OCDE. Action Plan on Base Erosion and Profit Shifting, julio de 2013, disponible en: http://dx.doi.org/10.1787/9789264202719-en. Asimismo, respecto a otras precisiones y avances, es posible consultar: http://www.oecd.org/ctp/beps.htm

[3] v. OCDE. Proyecto OCDE/G20 sobre la Erosión de la Base Imponible y el Traslado de Beneficios. Nota explicativa, 2015, Anexo A, p. 19.

[4] Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Chile, Costa Rica, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Irlanda, Italia, Japón, Liechtenstein, Luxemburgo, Malasia, México, Nigeria, Noruega, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Sudáfrica, Suecia, Suiza.

[5] Un análisis más profundo sobre estas comunicaciones puede ser observado en: GARAT, Ma. Paula. “La fiscalidad internacional en continuo reforzamiento”, en: Revista CADE, Profesionales & Empresas, Tomo XXXI, Agosto 2015, p. 77 y ss.

[6] Comisión Europea. Communication from the Commision to the European Parliament and the Council on tax transparency to fight tax evasion and avoidance. COM(2015) 136. Bruselas, 18 de marzo de 2015, disponible en: http://ec.europa.eu/taxation_customs/resources/documents/taxation/company_tax/transparency/com_2015_136_en.pdf

[7] Comisión Europea. Communication from the Commision to the European Parliament and the Council. A fair and Efficient Corporate Tax System in the European Union: 5 Key Areas for Action. COM(2015) 302. Bruselas, 17 de junio de 2015, disponible en: https://ec.europa.eu/priorities/sites/beta-political/files/com_2015_302_en.pdf

 

[8] Es posible consultar cada uno de los documentos y la totalidad de las medidas publicadas en: http://ec.europa.eu/taxation_customs/taxation/company_tax/anti_tax_avoidance/index_en.htm

[9] La obligación se proyecta para grupos cuyos ingresos totales consolidados sean iguales o mayores a 750.000.000 Euros.

[10] El proyecto establece una vigencia obligatoria desde el 1º de enero de 2017.