info@brumcosta.com

NEWSLETTER MARZO 2016 – Nuevas normas del BCU

NEWSLETTER MARZO – 2016

 

 

NUEVAS NORMAS DEL BCU

 

  • Circular 2237 – Empresas Aseguradoras y Reaseguradoras – Normas de Gobierno Corporativo y Sistema de Gestión Integral de Riesgos

La Circular introduce modificaciones a la Recopilación de Normas de Seguros y Reaseguros (la “Recopilación”), disponiendo para las empresas aseguradoras y reaseguradoras (las “Instituciones”) la implementación de normas de gobierno corporativo así como de un sistema de gestión integral de riesgos (“GC” y “SGIR” respectivamente).

El GC es definido por la Circular como la “forma mediante la cual las Instituciones se organizan para llevar a cabo la administración y el control de su gestión”, y está compuesto por organismos de dirección, gestión y control, así como por el conjunto de prácticas adoptadas para llevar a cabo el monitoreo diario del negocio, en cumplimiento de la normativa legal y reglamentaria vigente en la materia.

El GC a ser implementado por las Instituciones debe cumplir con los requisitos del art. 18.5 de la Recopilación, los cuales entre otros se encuentran estrategias eficientes para el cumplimiento de los objetivos de la Institución, estructuras organizacionales equilibradas, debido ambiente de control de las operaciones, transparencia y sistemas contables adecuados.

Por su parte el SGIR es definido por la circular como el “conjunto de políticas, procedimientos y mecanismos de control implementados por la institución para  propiciar una apropiada identificación, medición, control y monitoreo de los riesgos que asumen”, y debe contemplar como mínimo los riesgos de seguro, crédito, mercado, liquidez, operacional, reputación y lavado de activos y financiamiento del terrorismo.

Asimismo y conforme a lo dispuesto por el art. 18.7 de la Recopilación el SGIR debe ser omnicomprensivo de todos los riesgos, integrado e interrelacionado, abarcando también las actividades futuras y fomentando evaluaciones periódicas de los riesgos comprendidos.

La responsabilidad por el adecuado funcionamiento del SGIR es fijada en cabeza del Directorio o de la “autoridad jerárquica equivalente” de la Institución, y la responsabilidad por la efectiva ejecución de los lineamientos creados por el referido organismo en cumplimiento del SGIR es adjudicada a la “Alta Gerencia”, la cual a su vez es responsable de la debida implementación y ejecución del Código de Ética.

En el mismo sentido la normativa en análisis hace responsable al Directorio de la implementación de la “Función Actuarial” y de “Auditoría Interna”, debiendo designar una autoridad encargada para cada una de ellas-. En el caso de la primera de las funciones, el responsable designado será el encargado de asesorar y evaluar como mínimo sobre los aspectos mencionados en el art. 18.14 de la Recopilación, dentro de los cuales se encuentran el riesgo de seguro de la empresa, las políticas de suscripción, la posición de solvencia futura, la fijación de precios y los procedimientos para el cálculo de reservas técnicas. Para el caso de la segunda función mencionada, el responsable designado realizará como mínimo actividades de valoración de aspectos técnicos vinculados a la seguridad de la Institución, así como de comprobación de fiabilidad de los informes y seguimiento de las recomendaciones realizadas por los organismos competentes.

Al respecto del SGIR es importante destacar que en materia específica del riesgo de lavado de activos y financiamiento del terrorismo, la Circular fija como responsable de la implementación y ejecución de las políticas de prevención y control del referido riesgo al “Oficial de Cumplimiento”, lo cual implica una particular atención por parte de la normativa a dicho riesgo, creando un responsable específico dentro del Sistema.

Se establece la obligatoriedad de crear un Comité de Auditoría, el cual funcionará dentro de la órbita del Directorio y reportará directamente ante este. Sus responsabilidades son las que fija el art. 18.17 de la Recopilación y giran en torno al contralor de la empresa, lo que se traduce entre otras cuestiones en aprobar y revisar el “plan anual de Auditoría Interna”, proponer las firmas de Auditores Externos a ser contratados –así como las condiciones de la contratación- y efectuar controles sobre éstos, mantener contacto con la Superintendencia de Servicios Financieros y, en general, velar por el cumplimiento de la normativa en lo referente a su ámbito de competencia.

Respecto de los mencionados Auditores Externos también se dispone su implementación obligatoria por parte de las Instituciones, “a efectos de aportar una visión fiel e independiente de la institución y de los demás agentes que tengan interés en la misma”.

Por último debe mencionarse los informes anuales que la Circular dispone para cada organismo integrante del GC y SGIR. Al respecto la misma establece que tanto el Comité de Auditoría, la Auditoría Interna, el Oficial de Cumplimiento como el responsable de la Función Actuarial deben realizar informes periódicos (en su mayoría anuales) dentro del ámbito de sus competencias. Todo ello sin perjuicio de que permanece vigente el informe del Auditor Externo (art. 138 de la Recopilación, al cual la Circular simplemente le agrega un informe trienal del funcionamiento del SGIR) y del informe anual acerca del GC que  las Instituciones deben publicar en su sitio web -o en su defecto mantener a disposición en sus locales- al cierre del ejercicio económico, el cual deberá contener como mínimo información acerca de su estructura de propiedad y administración, el SGIR, datos relativos a la Auditoría Externa y otras informaciones de interés, conforme a lo dispuesto por el art. 110.3 de la Recopilación.

Finalmente advertimos que la entrada  en vigencia de la nueva normativa prevista por la Circular comienza a partir del 30 de junio del corriente año.

 

  • Circulares 2247; 2248; 2250 – Instituciones de Intermediación Financiera, Empresas Administradoras de Crédito de Mayores Activos, Empresas Aseguradoras y Reaseguradoras, Intermediarios de Valores – Se incorporan Requisitos en Materia de Registro de Eventos de Riesgo Operativo e Información sobre Indicadores de Riesgo Operativo

Las Circulares de referencia introducen una serie de modificaciones a las Recopilaciones de Normas aplicables a cada una de las instituciones mencionadas, en cuanto adiciona para todas ellas un régimen de reportes de indicadores de riesgo operativo ante la Superintendencia de Servicios Financieros, los cuales en todos los casos deberán enviarse trimestralmente dentro de los primeros 15 días hábiles siguientes al período informado, “según las instrucciones que se impartirán”.

 

Asimismo las Circulares disponen para todas las Instituciones la obligatoriedad de contar con un “Registro de Eventos de Riesgo Operativo”, “de acuerdo con las instrucciones que se impartirán”, por lo que en definitiva las mismas deberán estar a la reglamentación del Banco Central del Uruguay tanto en materia de reportes de indicadores de riesgo como de creación y mantenimiento de Registros, tal y como se analizará seguidamente.

 

  • Comunicaciones 2016/027; 2016/031; 2016/034; 2016/036 – Instituciones de Intermediación Financiera, Empresas Aseguradoras y Reaseguradoras, Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional, Intermediarios de Valores – Se reglamentan los envíos de información sobre indicadores de riesgo operativo

Las presentes Comunicaciones instrumentan los reportes trimestrales de indicadores de riesgo operativo ante la Superintendencia de Servicios Financieros, mencionados en el apartado dedicado a las Circulares Nº 2247, 2248 y 2250.

El mecanismo de reporte es consagrado de igual forma para todas las Instituciones involucradas, y consiste en el envío mediante planilla electrónica respetando estrictamente tanto el formato como el conjunto de indicadores y criterios de elaboración fijado por los Anexos previstos para cada Institución, sin efectuar modificaciones y/o agregados.

 

  • Comunicaciones 2016/028; 2016/030; 2016/032; 2016/037 – Instituciones de Intermediación Financiera, Empresas Administradoras de Crédito de Mayores Activos, Empresas Aseguradoras y Reaseguradoras, Intermediarios de Valores – Se reglamenta el Registro de Eventos de Riesgo Operativo

Estas Comunicaciones reglamentan la implementación del Registro de Eventos de Riesgo Operativo (el “Registro”) dispuesto por las Circulares Nº 2247, 2248 y 2250 antes analizadas.

La estructura de la normativa de referencia es prácticamente idéntica en todas las Instituciones comprendidas, con excepción de los Intermediarios de Valores respecto de los cuales se hará la salvedad correspondiente.

Las Comunicaciones reglamentan el Registro en seis partes: definiciones a los efectos de la regulación, lista de las categorías de clasificación de los eventos operacionales, lista de las líneas de negocios para la asignación de eventos derivados del riesgo operativo (este apartado es el que se exceptúa en el caso de los Intermediarios de Valores), contenido mínimo del Registro, situaciones específicas y (forma de) envío de la información vinculada al Registro.

Las definiciones incluyen los conceptos tanto de “riesgo operativo” (“posibilidad de que el patrimonio de la entidad se vea afectado por pérdidas resultantes de procesos, personal o sistemas internos inadecuados o defectuosos, o por eventos externos”) como aquellos que se vinculan con el mismo, entre otros “factores de riesgo”, “pérdidas” y “eventos”.  Respecto de las listas referidas (tanto la de las categorías de clasificación de los eventos operacionales como la de las líneas de negocios para la asignación de eventos derivados del riesgo operativo) cabe destacar que ambas son de índole taxativas. En cuanto al contenido mínimo del Registro, mencionar que el mismo debe incluir la referencia al evento, fecha de inicio y finalización, fecha de descubrimiento, finalización y cuantía de este. En lo que refiere a las situaciones específicas, las Comunicaciones reputan incluidos dentro del Registro los eventos de riesgo operativo que se vinculen con los riesgos de crédito, de mercado y “todos aquellos eventos de riesgo de acuerdo a la definición de riesgo operacional dadas por los Estándares Mínimos de Gestión (…)”. Finalmente en lo que respecta al envío de información registral a la Superintendencia de Servicios Financieros, destacar que el mismo debe efectuarse dentro de los 15 días hábiles siguientes al fin del período al que refiera y por intermedio de planilla electrónica, respetando las indicaciones de los Anexos correspondientes para cada Institución.

_ – _ – _ – _ – __ – _ – _ – _ – _

Brum Costa Abogados ofrece servicios legales, fiscales, y de compliance.

Dentro de nuestra amplia gama de servicios y un equipo de 20 profesionales brindamos asesoramiento profesional integral en prevención del lavado de activos (LA) y financiamiento de terrorismo (FT). Ofrecemos a los clientes asistencia en el mantenimiento de sus Sistemas de Prevención LA y FT, de acuerdo con las normas legales y reglamentarias vigentes en nuestro país  y en otras jurisdicciones relevantes.

Asistimos a los clientes sobre el alcance de las regulaciones emitidas por los supervisores financieros nacionales y extranjeros, así como respecto de regulaciones para sectores no financieros (inmobiliarias, notarios, servicios fiduciarios en general, entre otros).

 

Ofrecemos cursos de capacitación sobre regulación y prevención de LA y FT tanto a supervisados financieros como no financieros.

 

Contacto:

Leonardo Costa (lcosta@brumcosta.com)

Manuel Cal (mcal@brumcosta.com)

 

 

Costa Rica 1667 piso 2. C.P.: 11500 // Montevideo, Uruguay

Teléfono (+598) 26017777 // Fax: (+598) 26017777 #102

www.brumcosta.com

 

newsletter marzo 2016 (2)