info@brumcosta.com

GAFI – GUÍA SOBRE LA IMPLEMENTACIÓN DE UN ENFOQUE BASADO EN RIESGOS SOBRE LOS PRESTADORES DE SERVICIOS DE TRANSFERENCIA DE DINERO Y VALORES

  • Introducción

El Grupo de Acción Financiera Internacional (“GAFI”) es un organismo intergubernamental que desarrolla y promueve políticas de protección del sistema financiero global, a efectos de combatir el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo.

Por su parte las Recomendaciones GAFI (las «Recomendaciones«) son reconocidas internacionalmente como los estándares mundiales a seguir en el combate a las problemáticas anteriormente referidas.

Con fecha 23 de febrero del corriente año, el GAFI publicó en su sitio web la Guía Sobre la Implementación de un Enfoque Basado en Riesgos sobre los Prestadores de Servicios de Transferencia de Dinero y Valores (la “Guía”), a efectos de establecer los lineamientos para la mejor implementación de las Recomendaciones.

En este sentido la propia Guía deja en claro que la misma debe leerse en conjunto con las Recomendaciones  Nº 1 (sistemas de evaluación y mitigación de riesgos), 10 (debida diligencia de clientes), 14 (registro de prestadores de servicios de transferencia de dinero y valores), 16 (registro y trazabilidad de transacciones bancarias) y 26 (regulación, control y supervisión de las instituciones financieras).

A continuación referenciamos brevemente los aspectos que entendemos son los más importantes de la Guía:

  • Propósitos

La Guía establece como propósitos los siguientes:

  1. a) Desarrollar lineamientos comunes sobre cómo el Enfoque Basado en Riesgos (“EBR”) aplica a los Prestadores de Servicios de Transferencia de Dinero y Valores (“PSTDV”)
  2. b) Remarcar el hecho de que las instituciones financieras que tengan PSTDV como clientes deberían identificar y evaluar los riesgos de lavado de activos y financiamiento del terrorismo (“LAFT”) asociado con cada uno de ellos, individualmente considerados, antes que evitar tener esta clase de clientes.
  3. c) Esbozar elementos clave involucrados en la aplicación del EBR asociado a los PSTDV.
  4. d) Asistir a los países y sus respectivas autoridades competentes, así como a los propios PSTDV, en el diseño e implementación del EBR de LAFT, proporcionándoles lineamientos generales y ejemplos prácticos a estos efectos.
  5. e) Asistir a los países en la implementación de las Recomendaciones, en especial las Nº 14 y 26.
  6. f) Apoyar la efectiva implementación y supervisión de los sistemas nacionales de medición del riesgo de LAFT, así como de sus respectivas mitigantes.
  • Principales destinatarios

En lo que respecta a los sujetos comprendidos en las disposiciones de la Guía, esta pone de manifiesto que la misma tiene como principales destinatarios –aunque no los únicos- a los PSTDV, los cuales define como “cualquier persona física o jurídica habilitada por la autoridad competente a prestar servicios financieros vinculados a la aceptación de efectivo, cheques u otros instrumentos monetarios o valores, y al pago correspondiente de una suma de dinero en efectivo u otra forma a un determinado beneficiario, por intermedio de una comunicación o transferencia que es efectuada a través de un mecanismo perteneciente al Proveedor”.

Asimismo la Guía aclara que la transacción llevada a cabo por el referido mecanismo puede involucrar  a uno o más intermediarios, y el pago final a un tercero.

  • Lineamientos generales a los PSTDV

Respecto de los lineamientos generales para los PSTDV, el documento subdivide la temática en análisis en diversos apartados, dentro de los cuales en primer lugar se ubica el de “Evaluación del Riesgo”. Dentro de este se destacan los aspectos a tener en cuenta para efectuar la evaluación, los cuales son el riesgo geográfico, riesgo por tipo de cliente, riesgo inherente al producto o servicio y riesgo por canales de distribución del servicio.

Seguidamente se ubica a la “Debida Diligencia de Clientes y Transferencias Electrónicas”, estableciendo lineamientos y ejemplos prácticos en la diagramación, implementación y supervisión de procedimientos de debida diligencia a aplicarse sobre los clientes de los PSTDV, así como en relación al monitoreo de sus transacciones.

A continuación se hace referencia a los “Controles Internos y Cumplimiento”, apartado en donde se hace énfasis en la creación de autoridades fiscalizadoras internas independientes, destacando asimismo la importancia de la creación y promoción de una “cultura institucional de cumplimiento” tanto con la evaluación del riesgo de LAFT como con la implementación de sus mitigantes.

Finalmente se incluye el apartado “Agentes de los PSTDV”, en donde se enumeran los tipos de agentes con los éstos deben contar, las funciones y tareas principales en las que dichos agentes deben hacer especial énfasis, así como instrucciones particulares que los PSTDV deben seguir a la hora de relacionarse con ellos, especialmente respecto de su monitoreo y supervisión.

  • Lineamientos generales a los autoridades supervisoras

En cuanto a los lineamientos que la Guía prevé para las autoridades encargadas de supervisar y regular el control de las instituciones financieras (lo cual se relaciona estrechamente con la mencionada Recomendación Nº 26 de GAFI), cabe destacarse la implementación de un EBR para los riesgos de referencia, como mecanismo a través del cual las autoridades fiscalizadoras mejoren y aprovechen más eficazmente la asignación de sus recursos, a efectos de lograr un aumento cualitativo en la prevención y mitigación del LAFT.

Se recomienda a las entidades controlantes a conocer cabalmente el mercado en el cual operan los PSTVD, desde un enfoque abarcativo tanto de aspectos comerciales como estrictamente regulatorios, siempre desde una óptica nacional global, como forma de poder identificar mejor los factores de riesgo que son específicos de esta área.

Finalmente se hace hincapié en la interacción que deben tener las instituciones supervisoras con los PSTDV, donde se recomienda un fluido relacionamiento en donde se pongan de manifiesto los objetivos y metas trazados en la materia, el contraste y mejora de los EBR de los prestadores, entre otros asuntos vinculados, todo lo cual debe necesariamente ser producto de un proceso consultivo con los sujetos controlados.

  • Acceso de los PSTDV al sistema bancario

En su última sección la Guía dedica algunos lineamientos relacionados a las precauciones y mecanismos a tener en cuenta por parte de las instituciones bancarias, otorgándole de esta manera especial importancia a la etapa de acceso de los PSTDV al sistema bancario, por la particular relevancia que ella tiene en el procedimiento de lavado de activos.

La Guía encomienda a las instituciones bancarias a  realizar estudios pormenorizados e individuales de cada PSTDV en cuanto a la evaluación particular de riesgos de LAFT, tomando en cuenta factores como tipos de productos y servicios, tipo de cliente, canales de distribución, entre otros aspectos relacionados.

En ese sentido se recomienda la elaboración de procedimientos de debida diligencia “apropiados” para cada riesgo, el cual ha sido debidamente identificado conforme a “la naturaleza y nivel” del mismo, así como a la “sofisticación particular del PSTDV”.

Se establece especial atención al monitoreo y control de las cuentas que los PSTDV ya poseen dentro de las instituciones bancarias, respecto de las cuales se encomienda un especial seguimiento. En efecto, se considera “un elemento clave de un sistema efectivo para identificar -y en caso de que corresponda- reportar violaciones a la normativa y transacciones sospechosas”. En tal sentido, se recomienda a las instituciones bancarias la implementar un adecuado sistema de reportes en relación a las operativas de los PSTDV.

Por último la Guía contiene un apartado dedicado específicamente a la supervisión de bancos que incluyen PSTDV en su cartera de clientes, dando indicaciones tanto para los bancos como para los supervisores bancarios, incluyendo asimismo ejemplos prácticos de medidas implementadas en algunos países sobre PSTDV que no estaban autorizados para desarrollar la actividad.

Guidance-RBA-money-value-transfer-services