info@brumcosta.com
+598 2601 7777

NUEVAS NORMAS BCU Empresas Administradoras de Plataformas para Préstamos entre Personas (Circular N°2.307)

Noviembre de 2018

NUEVAS NORMAS BCU

Empresas Administradoras de Plataformas para Préstamos entre

Personas (Circular N°2.307)

Recopilación de Normas de Regulación y Control del Sistema Financiero

Por Juan Diana Romero

Días atrás el Banco Central del Uruguay (“BCU”) emitió la Circular N°2.307 (en adelante la “Circular”) por intermedio de la cual se crea la licencia de Empresas Administradoras de Plataformas para Préstamos entre Personas (en adelante las “EAPPP”).

Seguidamente realizaremos nuestros comentarios acerca de los aspectos más importantes incluidos en la Circular.

  1. Actividades reguladas. Oferentes y demandantes de préstamos

La Circular regula un fenómeno de “mediación financiera”, lo que para el caso implica la realización habitual y profesional de un tercero en la conexión o acercamiento de oferentes y demandantes de préstamos, sin asumir ningún tipo de riesgo respecto de dichos negocios.

A los efectos de la regulación introducida por la Circular, la conexión o acercamiento por un tercero debe efectuarse mediante la administración de una aplicación web o medio electrónico similar. Esto es importante dado que quienes realicen mediación financiera, pero sin utilizar tales medios, no quedarán comprendidos en la regulación BCU que se analiza.

En igual sentido la reglamentación no aplicará para las EAPPP que sólo medien entre la oferta y demanda de préstamos entre no residentes, excepción que se establece a título expreso en la Circular. No obstante ello, luego en el apartado denominado “Prohibiciones” (el cual se analizará más adelante) la Circular dispone que las EAPPP no podrán administrar plataformas que operen con no residentes exclusivamente, lo cual parecería configurar una inconsistencia en la reglamentación.

Respecto de los demandantes de los préstamos, la Circular dispone que deberán ser residentes. Por su parte y en cuanto a los oferentes, se establece que podrán ser residentes o no residentes, siempre que sean una de las siguientes figuras:

  • Personas físicas, invirtiendo recursos propios.
  • Personas jurídicas que no realicen habitual y profesionalmente actividades financieras, invirtiendo recursos propios. Dentro de “actividades financieras” se incluye el asesoramiento en inversiones, custodia de valores, otorgamiento de préstamos, administración de medios de pago, cambio de moneda, corretaje de seguros, entre otras mencionadas en el art. 123 de la RNRCSF.
  • Bancos, bancos minoristas, cooperativas de intermediación financiera, cooperativas de intermediación financiera minoristas, casas financieras, empresas administradoras de créditos, empresas de servicios financieros y fondos de inversión, figuras todas que actuarán dentro de su marco de regulación respectivo.
  • Fondos de inversión extranjeros que se encuentren sujetos a una autoridad reguladora.
  1. Prohibiciones 

La Circular establece una serie de prohibiciones importantes a las EAPPP, cuyo objetivo principal es garantizar la no asunción de riesgos por parte de éstas, en los préstamos concertados por los usuarios de la plataforma o aplicación web (esto es los oferentes y demandantes de préstamos, clientes de la EAPPP). 

En este sentido las EAPPP no podrán:

  • Actuar en calidad de oferentes o demandantes de los préstamos, abarcando dicha prohibición a sus propietarios, socios/accionistas, funcionarios y miembros del grupo económico.
  • Actuar por cuenta y orden de los clientes en la concertación de préstamos
  • Operar los pagos y cobros correspondientes a la operativa de préstamos (incluyendo la recuperación de créditos vencidos). No obstante ello, cabe advertir que en el art. 125.18 (parte final) se dispone que las EAPPP podrán, adicionalmente a las actividades de mediación, “realizar tareas vinculadas a la gestión de cobros” de créditos vencidos, lo cual nuevamente deja la puerta abierta a una posible inconsistencia regulatoria que debería aclararse.
  • Adquirir los créditos vencidos. De esta manera, y en conjunto con la prohibición anterior, se impide a las EAPPP realizar “factoring” respecto de los créditos concertados en su plataforma.
  • Establecer algoritmos que efectúen concertación automática de préstamos;
  • Constituir fondos de garantía financiados mediante aportes de los participantes del sistema. De igual manera se prohíbe constituir cualquier otro mecanismo destinado a distribuir los riesgos entre los mismos.
  • Asegurar la recuperación o retorno de los préstamos realizados;
  • Administrar plataformas que operen con no residentes exclusivamente, lo cual parecería generar la inconsistencia reglamentaria analizada en el apartado anterior.
  • Registro ante el BCU. Garantía 

En forma previa al inicio de sus actividades, las EAPPP deberán registrarse ante la Superintendencia de Servicios Financieros del BCU, a cuyos efectos deberán presentar información y documentación relativa a su estructura de propiedad y control, las políticas y procedimientos de prevención del lavado de activos y el financiamiento del terrorismo (“LA/FT”), el modelo del contrato de préstamo a ser utilizado por los clientes de la plataforma, entre otros aspectos relacionados.

Por su parte, se impone a las EAPPP la obligación de constituir y mantener un depósito a la vista en favor del BCU, por un monto no inferior a UI 50.000 (a la fecha USD 6.000 aprox.).

El monto relativamente bajo de la garantía, responde a la prohibición de las EAPPP de asumir riesgos en las operativas de préstamos concertadas a través de la plataforma bajo su administración. 

  1. Límites de endeudamiento y de otorgamiento de préstamos

En cuanto al límite de endeudamiento total por persona dentro de la plataforma, se fijan los siguientes topes:

  • Persona física: UI 100.000 (a la fecha aprox. USD 12.000)
  • Persona jurídica: UI 1.000.000 (a la fecha aprox. USD 120.000)
  • Persona física o jurídica con garantía hipotecaria: 70% del valor de tasación del inmueble a hipotecar

Respecto al límite total de préstamos a otorgarse por persona física o por persona jurídica no financiera dentro de la plataforma, los topes son:

  • Total a prestar (excluyendo préstamos con garantía hipotecaria): UI 100.000 (a la fecha aprox. USD 12.000), siempre que a cada tomador de préstamos no se le preste más de UI 25.000 (a la fecha aprox. USD 3.000) en uno o varios créditos.
  • Total a prestar con garantía hipotecaria: 70% del valor de tasación del inmueble a hipotecar
  • No obstante ello, cuando los prestamistas antes mencionados posean activos financieros superiores a UI 4.000.000 (a la fecha aprox. USD 485.000), los topes aumentarán a UI 1.000.000, siempre que a cada persona física no se le preste más de UI 100.000 y a cada persona jurídica no más de UI 250.000 (a la fecha aprox. USD 30.000).

Dicho aumento responde a la supuesta experiencia en el área que posee el prestamista (a pesar de su giro no financiero), al poseer una cantidad considerable de activos financieros. Respecto de qué se debe entender por “activos financieros”, y ante la ausencia de definición en la Circular, podría integrarse la definición brindada por el art. 4 del Decreto N°77/017, reglamentario de la Ley de Transparencia Fiscal N°19.484.

Por su parte, los límites de endeudamiento y de préstamos de las instituciones financieras y los fondos de inversión extranjeros, serán aquellos fijados por las respectivas leyes y reglamentaciones bancocentralistas.

  1. Otros aspectos de interés 

Por último cabe mencionar otros aspectos de interés incluidos en la Circular. Primeramente y en relación a la operativa de préstamos, se dispone que los mismos se concertarán por decisión de las partes (en base a la información proporcionada por la EAPPP). Asimismo se dispone que a los efectos de documentar la deuda generada en virtud del préstamo, se deberá utilizar el modelo de contrato y de vale proporcionado por la EAPPP, elaborados de acuerdo a las exigencias establecidas en la Circular. 

Adicionalmente, las EAPPP deberán adoptar un sistema integral de prevención de LA/FT (incluyendo la designación de un Oficial de Cumplimiento), a los efectos de conocer a sus clientes y beneficiarios finales, el motivo de las operaciones y el origen lícito de los fondos canalizados. En igual sentido se dispone la aplicación de estándares éticos y de buenas prácticas corporativas, entre otras obligaciones complementarias.

Similares obligaciones les son impuestas a las EAPPP respecto a la transparencia y conductas de mercado, debiendo éstas adoptar prácticas en materia de publicidad y divulgación pública de cierta información.

Asimismo, el Proyecto incluye a las EAPPP dentro el régimen general en materia de   informaciones -periódicas y aperiódicas- a ser enviadas a la SSF por parte de las instituciones bajo su supervisión, dentro de lo cual se ubica la comunicación de hechos relevantes y los reportes de operaciones.

Finalmente, la Circular dispone que la SSF podrá aplicar sanciones en caso de constatar incumplimientos a la normativa vigente, que van desde la observación hasta la cancelación definitiva de la licencia para operar como EAPPP (baja del registro BCU).

Informe nuevas Normas BCU – Circ. 2.307 (empresas administradoras de plataformas para préstamos entre personas -P2P-)