info@brumcosta.com

DECRETO 362/020 – SOBRE LA PRESTACIÓN SERVICIOS DESDE ZONAS FRANCAS A NUEVOS RESIDENTES FISCALES

DECRETO 362/020

SOBRE LA PRESTACIÓN SERVICIOS DESDE ZONAS FRANCAS A NUEVOS RESIDENTES FISCALES

Dra. Florencia Capelli

Dr. Emiliano Lencina

Actualmente los usuarios de zonas francas pueden prestar servicios hacia territorio nacional no franco a empresas contribuyentes del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) que no estén en territorio franco, siempre que dichos servicios se vinculen a la obtención de rentas gravadas por IRAE para el prestatario (artículo 2 de la Ley 15.291 de fecha 17 de diciembre de 1987 -en la redacción dada por el artículo 65 de la Ley 17.292 de fecha 25 de enero de 2001- y Resolución 231/019 de fecha 16 de enero de 2019).

Asimismo, los usuarios de zona pueden prestar servicios de centro nacional de llamadas, casillas de correo electrónico, educación a distancia y emisión de certificados de firma electrónica a territorio nacional no franco, siempre que respeten los monopolios, exclusividades estatales o concesiones públicas (artículo 2-TER de la Ley 15.291 de fecha 17 de diciembre de 1987 agregado por el artículo 6 de la Ley 19.566 de fecha 08 de diciembre de 2017).

Teniendo presente lo anterior y también la necesidad de dar una solución transitoria a los usuarios de zonas francas que venían prestando servicios a personas físicas que en el año 2020 adquirieron la residencia fiscal, el Poder Ejecutivo expidió, el pasado 23 de diciembre, el Decreto 362/020 por el cual autorizó a los usuarios de zona a prestar servicios a dichas personas hasta el 30 de junio de 2021.

El artículo único del Decreto dispuso, concretamente, que los servicios prestados por los usuarios de zona a las personas físicas que hayan adquirido la residencia fiscal en Uruguay a partir del ejercicio del año 2020 se consideran prestados al exterior del territorio, toda vez que dichos servicios se presten por el prestador al prestatario y de forma previa a la entrada en vigencia del Decreto.

Finalmente, y sin perjuicio de que el Decreto no lo aclare, es posible inferir, dada la política de estímulo a la inversión y el contexto pandémico mundial, que el Poder Ejecutivo refirió a las situaciones en que la causal para obtener la residencia fue generada en el año 2020.

Descargue el archivo en formato .pdf: Decreto 362-2020 – Comentario Brum Costa